Buscar
  • andresmira9

LA ORACIÓN QUE NECESITAMOS

Actualizado: 3 jul 2019

Andrés Miranda


Por todas partes estoy oyendo convocatorias a la oración. Dentro y fuera de la Iglesia de Dios. Noto que esto sucede en un momento donde las librerías cristianas están abarrotadas de libros sobre cómo lograr éxito en todo lo que hagamos usando el potencial que todos tenemos. ¿Pero si usamos todo el potencial que tenemos, las habilidades, la imaginación, la capacidad de soñar y de hacer realidad nuestros sueños, la perseverancia y el esfuerzo, la planificación y las estrategias… entonces para qué necesitamos la oración?

Usted me dirá que no todo se consigue orando y tiene razón. ¡Yo tenía un joven en la Iglesia que decía que no trabajaba porque “no tenía tiempo”, pues pasaba muchas horas orando!

Vivimos en una época donde todos queremos ser “el héroe” de nuestro ministerio. Trabajamos demasiado, planificamos, tenemos reuniones, corremos de un lado a otro y todos soñamos con ser “ese hombre” o “esa mujer” que de la nada levantó una gran organización, una gran Iglesia o un ministerio influyente.

Vivimos en un tiempo donde tenemos recursos tecnológicos como nunca antes. Tenemos el Internet, el celular satelital, las video conferencias y el power point. Tenemos personal calificado, jóvenes especializados, los medios de comunicaciones y mayores posibilidades de viajar de un lugar a otro en cuestión de horas.

Tenemos planificadores profesionales, asesores y consultores. ¡Tenemos tantas cosas hoy en día para desarrollar nuestros sueños! La pregunta se mantiene: ¿entonces para qué necesitamos la oración?

En mis años de adolescente mi padre me decía “si quieres tener tu propia guitarra debes orar y Dios te dará una”. Años después me decía “si quieres ir a tal o cual congreso, debes orar y Dios te proveerá el pasaje”. Orábamos para que Dios nos diera cosas. Nuestras oraciones eran a Dios como proveedor. Si orabas Dios te quitaba el dolor de muelas, te daba una buena esposa y hasta te daba el dinero para pagar alguna deuda. Lo más interesante es que lo hacía. Sucedía… y todavía sucede.

Hoy en día muchas cosas han cambiado. Es más fácil viajar, las guitarras no son tan caras, si los padres cuidan a sus niños y los llevan al dentista temprano no les dolerán las muelas, hay muchos más jóvenes en las iglesias así que no es tan difícil conseguir una buena esposa o esposo y si administras bien puedes evitar caer en las deudas. Entonces otra vez la pregunta: ¿para qué necesitamos la oración?

En primer lugar déjeme decir que todavía necesitamos la oración de una manera incuestionable.

Yo he ensayado algunas razones por las que creo que necesitamos orar hoy en día.

1) Necesitamos orar para conocer lo que hay en el corazón del Padre, desarrollar una relación él y pasar del nivel de “siervos” al nivel de “amigos” (Juan 15). Al siervo hay que decirle lo que tiene que hacer, al amigo no porque el amigo conoce al Señor y hace sin que se lo pidan.

2) Necesitamos orar para afilar nuestro discernimiento y para tener una renovada sensibilidad a la voz del Espíritu Santo.

3) Necesitamos orar para tomar decisiones sabias en el tiempo correcto.

4) Necesitamos orar para asociarnos con la gente correcta que va ayudarnos a cumplir nuestro propósito aquí en la tierra.

5) Necesitamos orar para recibir la revelación de la Palabra de Dios y tener un mensaje vivo y fresco para compartir con la gente.

6) Necesitamos orar para desarrollar una mentalidad de Reino.

7) Necesitamos orar para entender la agenda de Dios para nuestra vida.

8) Necesitamos orar para aprender a oler el peligro cuando el Diablo merodea nuestro territorio.

9) Necesitamos orar para construir escudos de oración en favor de otros.

10) Necesitamos orar para ser librados por Dios de nosotros mismos.

Creo que hay más motivos. Le invito a continuar la lista. Al final coincidirá conmigo que en esta época necesitamos la oración como nunca.



#iddedv #oración #biblia

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo